Cartillas de judaísmo

Cartillas de judaísmo

TEFILÁ (ORACIÓN, PLEGARIA)
(Continuación)

SHEMÁ ISRAEL

Como señala el Rabino Hayim Alevi Donin, la frase: “Shemá Israel, Adonai Eloheinu, Adonai Ejad” (Escucha Israel, el Señor es nuestro Di’s, el Señor es Uno) (Deuteronomio 6:4); no es una oración, aún cuando ha formado  parte del servicio de oraciones judío por miles
de años[1]. Es lo que él llama: “una  proclamación de fe, una promesa de fidelidad al Di’s Único, una afirmación de judaísmo”. Por otra parte, el moré David Arias señalaba que dicha expresión es considerada como el Grito de Batalla del pueblo de Israel a través de su historia, no sólo en la guerra sino que principalmente en su lucha espiritual contra las tentaciones paganas,  la asimilación y la persecución por nuestras creencias.

Si bien la recitación de Shemá ocurre en varias oportunidades en diferentes servicios, la mitzvá de recitarla apunta a la mañana y a la noche[2], acompañada de tres pasajes de la Torá: Deuteronomio 6: 5-9, Deuteronomio 11: 13-21 y Números 15: 37-41. Este conjunto se denomina Kriat Shemá (Lectura del Shemá).

En el servicio de Shajarit  está precedida por dos bendiciones: Le El Baruj (Al Di´s Bendito) y Ahabá Rabá (Con un amor intenso) y seguida por una última: Emet Veiatzib (Verdadero y Cierto), que se extiende hasta Gaal Israel (Redentor de Israel). En el servicio de Maariv o Arvit la Kria está precedida de dos bendiciones: Baruj Atá…Asher Bidvaró Maariv Aravim (Bendito eres Tú…que con Su Palabra) y Ahabat Olam (Con un amor eterno) y seguida por otras dos: Emet Veemuná (Verdadero y fidedigno) y Hashkiveinu (Acuéstanos).

En ausencia de minián, antes de pronunciar el Shemá…, se dice El Melej Neemán (Di’s, Rey Fidedigno). Las primeras letras de estas tres palabras en Hebreo forman la palabra “Amén” y la razón de incorporarlas es llevar la oración a un total de 248 palabras, simbolizando las 248 partes del cuerpo humano, indicando así que el que reza dedica todo su organismo al servicio de Di’s . Cuando se reza junto con la congregación, el Sheliaj Tzibur repite las dos últimas palabras del Shemá: “Adon-i Eloheijem” y la primera palabra de  la oración siguiente: “Emet”, formando la frase: “El Señor, Di´s, es la verdad” y completando las 248 palabras ya comentadas.

(Continuará)


Fuentes: “Rezar como Judío”, Rabi Hayim Halevi Donin. “A Guide to Jewish Prayer”, Rabbi Adin Steinsaltz. Sidurim: Consejo Mundial de Sinagogas y Artscroll. Curso Tefilá Lemaasé, Yeshivá Kehilatít, Morim: David Arias y Natan Waingortin. Curso Halajá Lemaasé, Yeshivá Kehilatít, Moré: Javier Pizarro.

[1] Se estima que la estructura del Shemá proviene de los primeros Amoraim babilónicos
[2] Algunas personas acostumbran a recitarla una tercera vez, antes de dormir, basándose en una cita del Talmud (Berajot 4b y 60a)