Cartillas de judaísmo

Cartillas de judaísmo

Al igual que como hemos hecho anteriormente, en esta ocasión interrumpiremos la serie sobre tefilá para referirnos a las fechas que se aproximan.

IAMIM NORAIM
La traducción de estas palabras: Días Terribles, se usan para denominar el período que transcurre entre Rosh Hashaná y Iom Kipur, es decir el tiempo que se extiende desde el 1 al 10 del mes de Tishrei. Cabe señalar que a este período también se lo llama Días de Penitencia o Días Reverenciales.

ROSH HASHANÁ
Cabeza de año o inicio de año, en su traducción al español. O año nuevo como lo llamamos nosotros. Pero, curiosamente, los judíos tenemos cuatro inicios de año. Dice el Talmud (Mas.Rosh HaShaná 2a): “El Primero de Nisan (Primer mes del calendario Judío-conocido en los tiempos Bíblicos como mes de Abib-), es el Año Nuevo para los reyes y las fiestas. El Primero de Elul es el Año Nuevo para el diezmo del ganado. El Primero de Shvat (según Beit Shamai) o el Quince de Shvat (según Beit Hillel) es el Año Nuevo de los Arboles y el Primero de Tishrei es el Año Nuevo de los Años, de la Libertad de los esclavos, del Jubileo, de las Plantaciones y del diezmo de los vegetales”

LA VÍSPERA DE ROSH HASHANÁ (Este año 2008 corresponde al 29-9)
• En la víspera de Rosh Hashaná es habitual ayunar hasta después del mediodía.
• Se intensifica la tzedaká a los pobres, lo mismo que el número de “slijot” y de ruegos.
• En este día no se hace sonar el shofar para diferenciar entre los sonidos que se producen como una costumbre y los impuestos por la festividad.
• Es usual la anulación de votos en víspera de Rosh Hashaná (o durante el mes de Elul) .
• Es tradicional cortarse el cabello en víspera de Rosh Hashaná, lo mismo que asistir al baño ritual (“mikve”).

LA NOCHE DE ROSH HASHANÁ
• “Se encienden las velas y se pronuncia la bendición de toda festividad: “Bendito… y nos prescribiste encender la vela de Iom Tov”
• “Cuando Rosh Hashaná cae en Shabat se encienden las velas siendo aún de día y se bendice: “Bendito… y nos prescribiste encender la vela del Shabat y del Iom Tov”
• “Después del rezo vespertino (Arvit) bendice cada uno a su prójimo y a cada uno de los miembros de su casa deseando:
“Por un año bueno en el que seas inscrito y ratificado”
A un hombre: Leshaná tová tikatev vetijatem.
A una mujer: Leshaná tová tikatevi vetijatémi

• “La anterior bendición no se pronuncia durante el día de Rosh Hashaná, después del mediodía, ya que los justos son inscritos y ratificados en el “Libro de la Vida” inmediatamente, y cada uno debe dirigirse a su prójimo como si este fuera un justo. Por lo tanto desde este momento se saluda deseando:
“Que tu inscripción termine para bien” (Gmar Jatimá Tová”)

• “Se bendice el vino con el Kidush de los días festivos y se agrega la bendición “Sheejeianu”. Cuando Rosh Hashaná cae en Shabat se hace el Kidush por ambos acontecimientos.

Durante la cena se acostumbra sumergir un trozo de jalá o un pedazo de manzana en miel y pronunciar la siguiente invocación: Yehí ratzón shetejadesh alenu shaná tová umetuká (Que sea la voluntad [del Señor] renovar para nosotros un año bueno y dulce).

Esta festividad, que marca el inicio del año judío es celebrada- a diferencia de otros pueblos que lo hacen con jolgorio, bebida y desenfreno -con reflexión. Es el día del juicio, de la conciencia, del balance del alma (jeshbón hanefesh). Es fiesta, hay alegría y regocijo, pero con estremecimiento. Alegría porque entramos a un nuevo año; estremecimiento porque seremos juzgados por el año transcurrido.
En este día D’s nos juzga y debemos rendirle cuentas. Hay que hacer un balance. No de los negocios exteriores, sino de los interiores, del alma de lo realizado, de las fallas cometidas, del bien y del mal. Hay que hacer teshuvá (retorno), volver a D’s y arrepentirse. Antes de decir “feliz año nuevo” cabe analizar si hubo un feliz año viejo.
Lo específico del mundo judío es esta certeza en que hay Alguien que no deja de mirarla acción humana. Si no juzga el hombre, juzgará D’s. D’s es la alternativa ética que no deja escapatoria.

“Ten en cuenta de donde vienes, y adonde vas, y ante Quién has de rendir cuentas…”
(Pirkei Avot, III).

La educación humana que el judaísmo propaga desde la Biblia, consiste en asumir la responsabilidad por nuestras acciones. Aún a oscuras, sin testigos, siempre hay Alguien. Por más solos que estemos, no estamos solos. D’s es compañía, si la quieres. Es Juez implacable, aunque no lo quieras:
“Ojo que ve, oído que oye, y todas tus acciones se inscriben en el libro”. (Pirkei Avot, II).

La tradición coloca en el 1 de Tishrei el comienzo del mundo. Este tema tiene un valor fundamentalmente moral: el día en que el mundo fue creado, ha de ser, consecuentemente, el día en que el mundo es juzgado.

EL DÍA DE ROSH HASHANÁ.
Durante el día se asiste a la Sinagoga, la que está enteramente vestida de blanco. Incluso habrá hombres vestidos con los blancos mantos con que serán sepultados algún día. Son recordatorios de la muerte, pero también de la vida más allá de la muerte, y de la vida en la tierra cuando la igualdad rija y todos los hombres vistan los mismos ropajes de pureza y de amor. Ellos son el símbolo del futuro reino de D’s sobre la tierra.
Las oraciones, que recogen este tema, están contenidas en un libro especial llamado Majzor. Pasajes bíblicos y talmúdicos figuran en él, junto a plegarias intercaladas posteriormente. Tal es el caso de Unetane Tokef, compuesta por Rabí Amnon de Maguncia, en la Edad Media.
En general, las oraciones de este día buscan despertar en el judío: optimismo y responsabilidad. Teniendo en cuenta que el credo judío no reconoce el dogma del pecado original y, que por el contrario, sostiene que el hombre es bueno de naturaleza y libre, serán los méritos de cada uno los que D’s tendrá en cuenta al momento de juzgar. Pero, además, D’s pone en sus manos los medios de renovarse siempre y le indica los caminos que conducen a su gracia:
Teshuvá – Arrepentimiento, Tefilá – Oración, Tzedaká – Justicia.

Tefilá y Tzedaká significan algo más que religiosidad pasiva y amor por la justicia. Exigen la práctica de esas virtudes, demostrada en nuestro apoyo al débil, en nuestra solidaridad con el oprimido y necesitado. Justicia y beneficencia se expresan en hebreo con la misma palabra: Tzedaká; así pues, en el ejercicio de la caridad el judío ve una reparación justiciera de la desigualdad reinante entre ricos y pobres, reparación que las oraciones de Rosh Hashaná le inducen a realizar.
Otras oraciones desenvuelven en esta oportunidad tres ideas fundamentales del credo judío: D’s es rey, es juez y es legislador.

COSTUMBRES
Las escasas variedades que se aprecian en la mesa de Rosh Hashaná tienen un sentido simbólico. Así, la jalá suele hacerse redonda, por analogía con el año, círculo sin principio ni fin.
Un trozo de pan o de manzana remojada en miel, que se toma al comenzar la comida, simboliza un año dulce y placentero. El pescado, manjar predilecto judío, no falta en esta ocasión: es costumbre servir la cabeza al jefe de familia, en recuerdo de la promesa bíblica: “Y te pondrá D’s por cabeza y no por cola, cuando obedecieres a los mandamientos del Eterno, tu D’s” (Deuteronomio 28 :13)
Acompañando una bendición que se pronuncia durante la segunda cena de Rosh Hashaná, suele gustarse una fruta de la estación que no se haya comido aún en la temporada, y que viene a representar la iniciación de algo nuevo, en este caso el año.

DENOMINACIONES DE ROSH HASHANÁ
Otros nombres con que se conoce esta festividad son:
• Iom Terúa, o sea día en que se hace sonar el Shofar.
• Iom Hazicarón, día del recuerdo, porque se recuerdan las responsabilidades como hijos de Israel y los actos personales en el año transcurrido.
• Iom HaDin, día del juicio, porque nos presentamos ante D’s para ser juzgados por Él.

LOS DIEZ DÍAS DE LA TESHUVÁ.(ASERET YEMEI TESHUVÁ)
Los diez primeros días del mes de Tishri, se conocen como los diez días de la teshuvá (retorno, arrepentimiento). Es un período dispuesto par juzgarse uno mismo. Para asumir el pasado, no para ligarse a él sino precisamente para superarlo, para retornar al camino correcto. Ese personaje se llama baal teshuvá (practicante del retorno).
Ese hombre es el más valioso en el judaísmo. Supera, incluso, al hombre piadoso que nunca ha pecado, que jamás ha conocido el mal, que siempre ha caminado por los senderos de D’s y que, por lo tanto, es “habitualmente” bueno. El baal teshuvá, en cambio, tiene un heroísmo muy particular: luchar contra sus propias tendencias malsanas y doblegarlas. Por eso ha producido el pueblo hebreo esta frase: Donde los practicantes de la teshuvá están parados, no hay lugar para los justos consuetudinarios.
En estos días; mediante oraciones, actos de caridad, perdón de los agravios recibidos y reparación de los cometidos por uno mismo; se intenta predisponer la voluntad divina hacia el perdón, pues es creencia que el juicio de D’s puede aún modificarse favorablemente durante este período.
No se celebran casamientos ni se realizan fiestas. Sólo pensamientos graves y actos piadosos deben llenar estos días que preceden a la fecha máxima del calendario judío.
El sábado que cae en este lapso se denomina Shabat Shuvá, debido al nombre de la Haftará que se lee en este día: “Retorna (“shuva”), Israel, al Eterno, tu D’s (Oseas: 14)
Tzom Guedalia. En este período, el día 3 de Tishri, se realiza un ayuno. Este día se conmemora el asesinato de Guedaliá ben Ajicam, un trágico acontecimiento relatado en Jeremías 40-41 y en el II Libro de los Reyes 25: 22-25. Guedaliá, gobernador real de Babilonia en Judá y judío leal, fue víctima de una cruenta conspiración y su muerte desató el desastre total. Este ayuno acentúa las actitudes de reflexión, de auto examen y de penitencia, haciendo más profundo el espíritu de la teshuvá. Y a medida que el Iom Kipur va llegando, el judío se siente en armonía con él.
BIBLIOGRAFÍA
“Que es el Judaísmo” . Rabino Esteban Veghazi. “El Ser Judío”. Rabi Hayim Halevy Donin. “Celebraciones Judaicas”. Jaime Barylko. “Usos y Costumbres del Pueblo Judío”. Jaime Barylko. “La Esencia de Israel”. Rabino Moshé Frank. “Tradiciones y Costumbres Judías”. Erna C. Schlesinger. “Una Historia de la Experiencia Judía”. Rabino Leo Trepp. “Understanding Judaism”. Rabí Mordechai Katz. Material de divulgación sobre Iamim Noraim. Comunidad Israelita de Santiago.