Cartillas de judaísmo

Cartillas de judaísmo

TRADICIONES

MITZVOT(4)

(Continuación)

I PRECEPTOS POSITIVOS ( MITZVOT ASÉ)

Grupo 1 La creencia en D´s y nuestras obligaciones hacia él.

10.-LECTURA DIARIA DEL “SHEMA” (“KRIAT SHEMA”).

Este precepto nos ordena recitar el Shemá dos veces al día, en la mañana y en la tarde, según se lee en Deuteronomio 6:6-7 : “Y llevarás dentro del corazón estos mandatos que hoy te doy”. “Y los inculcarás a tus hijos y hablarás de ellos cuando estés en tu casa, cuando viajes, cuando te acuestes y cuando te levantes.”

El Shemá consta de tres secciones: “Escucha…”( Deuteronomio 6:4-9); “Y será que si escucharas…”( Deuteronomio 11:13-21); “Y D’s dijo…” ( Números 15:37-41)
En la primera sección se hace referencia a la Unicidad de D’s, en la segunda a la aceptación del yugo del resto de los preceptos y la tercera se refiere al precepto de los tzitzit.
Hay disposiciones respecto a las horas en que se debe recitar el Shemá. Por esta razón las mujeres no están obligadas al cumplimiento de esta mitzvá.

El Sefer HaJinuj (Mitzvá 419) explica que el hombre, dado que está constituido de materia, se deja arrastrar hacia las vanidades del mundo físico y sus placeres. En consecuencia, quiso D’s que mantengamos siempre presente el recuerdo de su Reinado Celestial a fin de preservarnos del pecado. Por eso nos ordenó que en estos dos momentos – mañana y noche – recordemos verbalmente Su Unidad y Reinado, Su Supervisión y poderío por sobre todo, y que tomemos conciencia de que El observa todas nuestras acciones y ninguna, siquiera en pensamiento, escapa a El.

11.-ENSEÑAR Y ESTUDIAR TORÁ (“TALMUD TORÁ”).

Este precepto nos ordena enseñar la sabiduría de la Torá y estudiarla, como se lee en Deuteronomio 6:7 : “Y los inculcarás a tus hijos y hablarás de ellos cuando estés en tu casa, cuando viajes, cuando te acuestes y cuando te levantes”
Así, el padre tiene la obligación de estudiar con su hijo y con el hijo de su hijo, como está escrito: “…y las harás conocer a tus hijos y a los hijos de tus hijos…”(Números 4:9)
De acuerdo con el Talmud (Kidushín, pág. 30ª), las mujeres no están obligadas por este precepto, ya que la Torá dice: “a tus hijos” y no a tus hijas; pero sí deben estudiar las partes de la Torá que están relacionadas con los preceptos que deben cumplir. Por su parte Maimónides aclara: “La mujer tampoco está obligada a enseñar a su hijo, pues sólo quien tiene el deber de estudiar tiene también el de enseñar” (Mishné Torá. El Estudio de la Torá. Capítulo 1. Punto 1)

12.-LOS TEFILÍN DE LA CABEZA (“TEFILIN SHEL ROSH”).

Está escrito en Deuteronomio 6:8 : “Y los tendrás atados como señal en tu mano y serán como frontales entre tus ojos”
En los tefilín hay escritas cuatro secciones: “Consagra…”(Éxodo 13:1-10), “Y será que cuando te traiga…”( Éxodo 13:11-16), “Escucha…”( Deuteronomio 6:4-9), “Y será que si escucharas…”( Deuteronomio 11:13-21).

Estas cuatro secciones van en cuatro pequeños compartimentos de los tefilín.
El precepto de los tefilín debe ser observado por los hombres en todo lugar y en todo tiempo, pero las mujeres están exentas de cumplirlo.

13.-TEFILIN DE LA MANO (“TEFILIN SHEL IAD”).

Al igual que el precepto anterior, está escrito en Deuteronomio 6:8 : “Y los tendrás atados como señal en tu mano y serán como frontales entre tus ojos”
También como la anterior, esta ordenanza figura cuatro veces en la Torá y las mujeres no están obligadas a su cumplimiento.
Respecto a los preceptos sobre Tefilín , el Shul’han Aruj dice, entre otras cosas, lo siguiente: “ Ponemos los Tefilín respectivamente sobre el brazo izquierdo frente al corazón y sobre la cabeza frente al cerebro, como señal y recordatorio que todos nuestros pensamientos y todas nuestras voluntades han de ser sometidos a la orden de D’s”… “Es obligación colocarse los Tefilín todos los días (excepto en Shabat y días festivos de la Torá) y llevarlos puestos durante la oración de la mañana.”

En este caso, las cuatro secciones mencionadas anteriormente van en un solo compartimento.

(Continuará)