Cartillas de judaísmo

Cartillas de judaísmo

MITZVOT(16)
(Continuación)

 I PRECEPTOS POSITIVOS ( MITZVOT ASÉ)

Grupo 2  El Santuario, el Sacerdocio y los Sacrificios.

74.-EL SACRIFICIO DEL ‘ZAV’ (“KORBAN HAZAV”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó que todo hombre zav , si se curó de su flujo, ofrende un sacrificio. Este sacrificio consiste en : Dos tórtolas o dos palomas; una para ‘Jatat’ y una para ‘Olá’
Como está escrito: “Y cuando el que tiene flujo fuere purificado, a los siete días de ser declarado puro lavará sus ropas y se lavará su carne en agua que corre y quedará limpio” “Y al octavo día traerá dos tórtolas o dos pichones de paloma ante el Eterno a la entrada del tabernáculo, y los dará al sacerdote.” “Y el sacerdote ofrecerá las aves, una por ofrenda expiatoria y la otra por holocausto, y hará expiación por el flujo del dador ante el Eterno” (Levítico 15:13-15).

75.- EL SACRIFICIO DE LA ‘ZAVA’ (“KORBAN ZAVA”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó que toda mujer zavá , si se curó del flujo, ofrende un sacrificio. Este sacrificio consiste en : Dos tórtolas o dos palomas. Es éste el korbán zavá- y ella está falta de expiación hasta que lo traiga.
Como está escrito: “Y cuando ella se purificare de su impureza, contará siete días, al cabo de los cuales quedará pura.” “Y al octavo día tomará dos tórtolas o dos pichones de paloma y los traerá al sacerdote, a la puerta del tabernáculo” (Levítico 15:28-29).

76.-EL SACRIFICIO DE LA `PARTURIENTA (“KORBAN IOLEDET”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó que toda parturienta ofrende un sacrificio ,y éste es : un cordero de un año como Olá y una paloma o tórtola como Jatat. Si es pobre, ofrenda dos tórtolas o dos palomas.
Como está escrito: “Y al cumplirse los días de su purificación, ya sea por hijo o por hija, traerá al sacerdote un cordero de un año por holocausto y un pichón de paloma o una tórtola por ofrenda expiatoria, a la entrada del tabernáculo, ante el sacerdote” (Levítico 12:6).

77.-EL SACRIFICIO DEL ‘METZORA’ (“KORBAN METZORA”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó que todo metzorá ofrende un sacrificio si se curó de su afección. Este consiste de tres animales: Olá, Jatat, Ashám, y un log de aceite. Si es pobre, ofrenda un cordero como Ashám y dos tórtolas o dos palomas, una como Olá u y una como Jatat.
Como está escrito: “El día octavo tomará dos corderos sin mácula y una cordera de un año sin defecto y tres diezmos de harina de sémola por oblación, escaldada en aceite, y un log de aceite”. (Levítico 14:10)

78.-SEPARAR EL DIEZMO DEL GANADO QUE NACIÓ EN ESE AÑO (“MAASER BEHEMA”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó separar el diezmo de lo que ha de nacer para nosotros cada año, del animal puro; que ofrendemos su grasa y su sangre, y que nosotros comamos en Jerusalén lo que sobra de él.
Como está escrito: “Y todo diezmo de vacunos o de ovinos, es decir de todo lo que pase bajo la vara, será santo para el Eterno”. (Levítico 27:32 Levítico 14:10)

79.-CONSAGRACIÓN DE LOS PRIMOGENITOS (“KIDUSH BEJOROT”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó la santificación de los primogénitos, es decir: su separación y apartado para lo que es obligatorio hacer con ellos.
Como está escrito: “Santifícame todo primogénito que nazca entre los hijos de Israel, tanto hombre como animal. Para Mí es”.( Éxodo 13:2)
Este precepto rige sólo en la Tierra de Israel.
El hecho de consagrar a D’s el primogénito da al hombre conciencia de que todo lo que tiene es aquello que el Creador del mundo le otorgaron Su merced. En el caso de los primogénitos humanos (ver Mitzvat Asé siguiente) se suma el hecho de que con ello recuerda el sublime milagro que hizo D’s con él al castigar a los primogénitos egipcios, salvándonos de sus manos.

80.-RESCATAR AL PRIMOGENITO HUMANO (“PIDIÓN HABEN”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó redimir al primogénito humano y entregar (el valor de) ese rescate al sacerdote (Números 18:15)
Las mujeres no están obligadas con este precepto, sino que es una obligación del padre sobre el hijo . Tampoco afecta a los hijos de Levitas o Sacerdotes.
El momento para redimir al primogénito es después de los treinta días de su nacimiento, como está escrito: “…y los que deben ser redimidos, a partir de un mes de edad los redimirás”(Números 18:16)

(Continuará)

[1] Con flujo.. “El flujo mencionado en la Torá es semen que fluye a causa de una afección en sus lugares de concentración…sin que haya placer en su emisión…” (Mishné Torá)

[2] “¿Cuál es la  zavá? Aquella cuya sangre fluye por tres días consecutivos fuera del período menstrual”   (Mishné Torá)

[3] Quién dio a luz un varón trae su sacrificio luego de 40 días, y si fue una niña lo hace luego de 80 días.

[4] Metzorá es la persona afectada con tzaráat, un término que generalmente se traduce como ‘lepra’. Empero, la afección a que se refiere la Torá- cuyo síntoma es el cambio de color en la piel al blanco, no es la enfermedad de Hansen causada por el germen Mycobacterium leprae, sino un síntoma físico de un defecto espiritual. Así, básicamente sucedía en individuos de gran nivel espiritual, en los que su función física dependía de su grado espiritual. (Mishné Torá) En consecuencia, si en un pagano surgían estas marcas, no era impuro.

[5] Aproximadamente 0,30 litro.

[6] De vientre materno, aún si no es primogénito para el padre.

[7] El valor es cinco slaím o shekalím.

[8] Y si el padre transgredió y no lo rescató, o murió antes de poder hacerlo, el hijo debe rescatarse a sí mismo cuando cumpla la mayoría de edad.