Cartillas de judaísmo

Cartillas de judaísmo

MITZVOT(17)
(Continuación)

 I PRECEPTOS POSITIVOS ( MITZVOT ASÉ)

Grupo 2  El Santuario, el Sacerdocio y los Sacrificios.

81.-REDIMIR AL BURRO PRIMOGÉNITO (“PIDIÓN PETER JAMOR”)

Este precepto nos ordenó rescatar al burro primogénito únicamente con un cordero –si no lo rescata por su valor monetario- y entregarlo al sacerdote.
Como está escrito: “Y todo primerizo de asno será redimido por un cordero ….” (Éxodo 34:20).
Los kohanim y leviim están exentos de cumplir con este precepto, pero el resto de los hombres y las mujeres están obligados en todo lugar y en todo tiempo.

82.-DECAPITAR AL BURRO PRIMOGENITO, SI NO LO RESCATA (“ARIFAT PETER JAMOR”)

Este precepto nos ordenó decapitar al burro primogénito, si no se lo quiere rescatar.
Como está escrito: “…Y si no lo redimieres lo desnucarás…”) (Éxodo 34:20).
El desnucamiento consiste en golpearlo con un machete en la parte posterior del cuello hasta que muera. Está prohibido obtener beneficio del animal, aún después de muerto.
Los kohanim y leviim están exentos de cumplir con este precepto, pero el resto de los hombres y las mujeres están obligados en todo lugar y en todo tiempo.

83.-TRAER EN EL PRIMER FESTIVAL DE PEREGRINACIÓN LAS OFRENDAS ADEUDADAS.

Es el precepto con el cual se nos ordenó eximirnos (con su cumplimiento) de todas las obligaciones que se hallan impuesto sobre nosotros, en la primer (Festividad de) Peregrinación – de las tres Peregrinaciones – que transcurra sobre nosotros , a fin de que no pase una de las Tres Peregrinaciones sin que haya ofrendado todo sacrificio a él impuesto.
Como está escrito: “…y allí vendréis (para oficiar)” “Y traeréis allí vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, vuestras ofrendas alzadas, vuestras ofrendas en cumplimiento de votos, vuestras ofrendas voluntarias y vuestras ofrendas de las primeras crías” (Deuteronomio 12:5-6)
Según el Séfer Hajinuj (Mitzvá 437) este precepto se debe a que no corresponde que la persona sea perezosa con el cumplimiento de las promesas que formuló, cuando están relacionadas con los preceptos, tal como no lo hace con el cumplimiento de las ordenanzas de los reyes terrenales. Sin embargo, la Torá le dio tiempo para cancelarlas hasta el primer Festival de Peregrinación para que no se abstuviera de hacer donaciones al verse obligado a tener que viajar presuroso a Jerusalén para cancelarlas. En la Peregrinación, en cambio, puesto que de todos modos debe ir a Jerusalén, le advirtió de cancelar también en ese momento sus deudas.

84.-QUE TODOS LOS SACRIFICIOS SE OFRENDEN SOLO EN EL SANTUARIO (“HAKRABA BEBEIT HABEJIRA”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó ofrendar todos los sacrificios únicamente en la Casa Elegida .
Como está escrito: “…Allí ofrecerás tus holocaustos y allí harás todo lo que yo te ordene”) (Deuteronomio 12:14)
En aquella época era usual- e incluso lo es hoy en día – que los pueblos paganos salieran a los campos y espacios abiertos para hacer sus ofrendas a las fuerzas de la naturaleza. Así, al prohibir la Torá este tipo de ritos excluyendo todo otro lugar al Templo para la ofrenda de los Sacrificios, se establecía una protección preventiva adicional contra la idolatría (Moré Nevujím 3:32)

85.-TRAER TODOS LOS SACRIFICIOS ADEUDADOS DESDE FUERA DE LA TIERRA DE ISRAEL, AL SANTUARIO.

Es el precepto con el cual se nos ordenó traer toda obligación contraída – Jatat,Olá, Ashám y Shlamím – a la Casa Elegida, a pesar de que ellos se encuentran fuera de la Tierra (de Israel). Es decir, a pesar de que nos hicimos pasibles de ellos (de los sacrificios) fuera de la Tierra (de Israel), se nos ha ordenado, pues, traerlos a la Casa Elegida.
Como está escrito: “Pero tus ofrendas santas (animales consagrados), incluso las que hagas en cumplimiento de un voto, las presentarás al lugar que el terno elija (el Santuario)” (Deuteronomio 12:26)

86.-REDIMIR LAS SANTIDADES QUE HAN CONTRAÍDO DEFECTO (“PDIAT BAALEI MUMIM”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó rescatar de las Santidades aquella en que surgió defecto , la que saldrá a lo profano y está permitido faenarla y comerla.
Como está escrito: “Pero podrás degollar (animales) y comer su carne, cuando lo desee tu alma, en todas tus ciudades, conforme a la bendición del Eterno tu D’s. El impuro y el puro podrán comer esa carne, como la de gacela y de ciervo” (Deuteronomio 12:15)

87.-SANTIDAD DEL ANIMAL SUSTITUTO (“KEDUSHAT TEMURA”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó que (también) la Temurá sea sagrada.
Como está escrito: “No se ha de averiguar si es bueno o malo ni se permutará, pero sí, a pesar de todo, se hiciere permuta, serán cosa santa tanto el animal reemplazado como el que lo reemplaza, y no podrán ser rescatados” (Levítico 27:33).

(Continuará)

[1] Pesaj, Shavuot y Sucot

[2] Ya que está obligado a peregrinar a Jerusalén en cada una de ellas.

[3] Se refiere al Gran Templo de Jerusalén

[4] Los animales consagrados.

[5] El detalle de cuáles son estos defectos de encuentra en Mishné Torá, leyes del Ingreso al Santuario, Cap.7, y Leyes de Prohibiciones del Altar, Cap.2.

[6] Temurá es cuando alguien tenía un animal perteneciente a las Santidades y dijo sobre otro animal, de los comunes: ‘éste, pues, es en lugar de aquel’ o ‘éste es su sustituto’. A pesar de que está prohibido hacer así, y por ello se recibe la pena de Malkut, sin embargo, también este animal ha quedado consagrado y se denomina temurá, ‘sustituto’.