Cartillas de judaísmo

Cartillas de judaísmo

7.-¿CUÁL ES EL SENTIDO DE LA VIDA? ¿ES ESTA UNA PREGUNTA TONTA?

¿PARA QUE SE VIVE?

 

           Todo el curso entró muy excitado.

“¡Usted nuca adivinará quien vino al colegio hoy día!” exclamó Ashley que es nuestra crítica de cine, TV y música.

   “¿Quién?” pregunté despistado.

   Ella esperó, durante un segundo dramático y, entonces, soltó un nombre.

“¿Quién es ese?” pregunté. Honestamente, nunca había escuchado ese nombre.

   “¿En que mundo vive usted?” preguntó Ashley, girando sus ojos con irritación. “Él es nada menos que  la estrella más atractiva del show más grandioso que nunca se haya visto en TV. ¡¿Cómo puede no conocerlo?!”

   “¿Es él importante?”

  “¡El es hermosísimo! ¡Es famoso! Y, seguramente, es rico. ¿Qué más puede haber?”

“¿Es él importante?” Probé nuevamente.

   “¿Qué tiene lo importante que ver con él? ¿No es suficiente en esta vida ser rico, famoso y hermoso? ¿No es eso lo que todos desean?

   “¿Pero, vale la pena desearlo? ¿Te haría eso verdaderamente feliz?”

   Ashley, que había gastado una buena parte de su vida estudiando la vida y amores de las celebridades, ahora comenzó a reflexionar.

   “¿Rabino, puedo hacerle una pregunta tonta? ¿Qué más hay, además de volverse rico y famoso?  ¿Para qué es la vida?     ¿Cuál es el sentido de la vida?”

 

¿Por qué es ésta una pregunta tonta? Yo creo que es una de las preguntas más importantes que puedes hacer.

Hacer ésta pregunta significa que estás tomando la vida en serio. Estás preguntando. ¿Hay algo más valioso que cuidar? ¿Hay algo más valioso de que preocuparse? ¿Hay algo más valioso por lo que trabajar? ¿Qué es lo que me dará mayor satisfacción? ¿Qué me hará más feliz en la vida? ¿Ser ricos y famosos, nos hace felices? ¿Nos dará una vida que importe?

Hace algunos años, alguien hizo un regalo a mi familia: Era una suscripción anual a la revista People. Al principio me causó risa. Que justificación más fútil, chismosa y desagradable para una revista. Pero a medida que iba leyendo People, descubrí que tenía una gran sabiduría que enseñar. Esa revista tenía páginas y páginas acerca de gente rica, famosa y bonita…y cuan infinitamente miserable eran sus vidas. Consumían drogas. No podían permanecer casados con la misma persona sino por un corto tiempo. Sus hijos los odiaba. No tenían amigos. Y siempre estaban preocupados de perderlo todo. A pesar de si riqueza, fama y belleza; esa gente no era feliz.

El Talmud tiene una enseñanza destacable:

 

“Sin pan, no hay Torá. Y sin Torá, no hay pan” (Pirké Avot 3:17)

La primera parte, entiendo, se refiere a que la gente que se está muriendo de hambre, no piensa en nada más que en su situación. La Torá es lo último que uno tiene en mente cuando está realmente hambriento.

Es la segunda parte la realmente interesante. Si no tienes Torá- si no tienes un propósito superior en la vida, sin saber para qué es la vida- ¿de qué  sirve tener, entonces, toneladas de dinero?

El mundo en que vivimos, de acuerdo con una antigua tradición Judía, está roto. Nuestro mundo está lleno de filosos y agudos pedazos. Afectamos la integridad del mundo a través de  todas las maldades que vertimos en él – enfermedades, violencia, odio, guerra, hambre, pobreza e ignorancia.

El mundo necesita reparación. D’os nos ha invitado a compartir el trabajo de repararlo. Eso es lo que la Biblia quiere significar cuando dice que tenemos  un “pacto” con D’os. Somos socios de D’os. Nuestro trabajo es reparar el mundo. El mundo que conocemos es una mezcla de orden y confusión, de bien y mal. De luz y oscuridad. Es nuestra tarea, como socios de D’os, traer orden a la confusión, llevar el bien para desalojar la maldad, lanzar luz dentro de la oscuridad. D’os nos necesita. D’os tiene un sueño sobre un mundo completo, terminado y sin trizaduras. D’os necesita nuestra  ayuda para cumplir ese sueño.

¡Imagina ser lo bastante importante para ser socio de D’os! ¡Que tremendo honor! ¡Que tremenda responsabilidad!

Nadie tiene el poder suficiente para hacer todo el trabajo solo. Necesitas la ayuda de amigos, profesores y parientes. Pero tampoco nadie puede eludir su responsabilidad. Eres necesario.

Hay una esquina del mundo que es tuya. Está rota y sólo tú puedes arreglarla. Es un caos y sólo tú puedes embellecerla Fuiste creado con una mezcla especial de capacidades para hacer ese trabajo. Debes encontrar esa esquina y recurrir a todas tus energías, talentos, imaginación e inteligencia, Esa es tú misión. Ese es tú propósito y ese es el sentido de tú vida.

 

“Pero Rabino”, Ashley trató de convencerme: “¡él es mi héroe! ¡Él es una estrella! ¡Es tan famoso! ¿No sería grandioso ser famoso?”

 

¿Ser famoso te hace un héroe?

Erin Brockovich salvó a todos los habitantes de una ciudad del veneno que una fábrica del lugar arrojaba a sus aguas Se hizo una película sobre su vida y Julia Roberts la interpretó. Alrededor de mil millones de personas vieron a Julia Roberts ganar el Oscar por su papel de Erin Brockovich. ¿Que recompensa obtuvo Erin Brockovich por salvar a esa gente? Todos conocen la apariencia de Julia Roberts. Ella es famosa. ¿Alguien sabe a quien se parece Erin Brockovich? Yo no. Yo conocí a Erin Brockovich, estuve prado detrás de ella en el supermercado. No supe quien era ella hasta que el empleado le pidió su Licencia de Conducir, cuándo pagó con un cheque.(Supongo que él tampoco sabía de quién se trataba). ¿No es extraño quién llega a ser famoso? ¿Si te dieran a escoger, que crees que preferiría la mayoría: ser Erin Brockovich o Julia Roberts – la persona que salvó un pueblo entero o la actriz que la representó en la película? ¿Quién es el héroe real?

Yo he conocido héroes en mi vida.

Jonathan era el niño más listo de mi curso en el Colegio Hebreo. Después de graduarse en la secundaria, partió a un gran colegio de la Ivy League (Grupo de Colegios en EE.UU, caracterizados por su alto rating escolar y prestigio social). Todos estábamos realmente orgullosos de él. Hace un par de años,  me encontré con mi antiguo amigo. Es un Doctor que trabaja en investigación. El pudo haber sido muy, pero muy rico; pero hizo una elección diferente. El dedica todo su tiempo investigando en procura de sanar del cáncer y AIDS. El dirige un ejército de científicos e investigadores que trabajan con él en el laboratorio de una prestigiosa universidad Si tiene éxito, podría ganar el Premio Nobel. Pero no es por eso que él trabaja tan duramente, El sólo quiere encontrar el remedio que devuelva la vida a aquellos que sufren.

Mark era el peor alumno del Colegio Hebreo. El peor de los peores. Y su vida fue en continuo descenso. Se volvió criminal y drogadicto. Ocasionalmente, terminó en una prisión estatal. Pero algo le dijo que podía hacer más. Cuándo salió de prisión, ayudó a establecer un centro para niños con riesgo. Enseñaba que toda persona puede cambiar su vida, que cada persona puede elevarse a una vida de bondad. Esto es lo que el Judaísmo llama Teshuvá.  Mark es un campeón de Teshuvá. Mark ayuda a niños a liberarse de las drogas y a permanecer alejados del crimen. Les enseña a vivir buenamente, decentemente, una vida sustanciosa. El ha salvado a cientos de niños que pudieron haber sido destruidos por malas elecciones.

No podrías encontrar dos hombres tan diferentes como Jonathan y Mark. Ellos son mis héroes. Cada uno encontró la esquina del mundo de la que eran únicos responsables. Y cada uno entregó su corazón y alma para arreglar esa esquina. Cada uno vive una vida que importa. Cada uno encontró el significado de su vida. Tú también puedes.