Parashá de la semana

B”H

Pinjas

‘Y dijo Dios a Moshé: Sube a este monte de Abarim y ve la tierra que di a los hijos de Israel. Y la verás y serás juntado a tu pueblo, como fue juntado Aarón tu hermano…Y habló Moshé a Dios diciendo: ‘Disponga el Eterno…un hombre sobre la comunidad…y no sea la comunidad como las ovejas que no tienen pastor’ (BeMidbar 27, 12; 27, 16-17)

 

Nuestra Parashá nos plantea un dilema fundamental en cuanto a la continuidad del pueblo de Israel.

Quien liderara el nuevo proyecto para el ingreso a la tierra de Israel?

Cuáles serán las características del nuevo guía del pueblo?

No es solo un tema de organización, sino un planteo ético de no dejar al pueblo sin una guía que concrete el proyecto comenzado con nuestros patriarcas.

La indicación de D”S a Moshé en el sentido de su despedida final, no es tomada por nuestro líder como una reprimenda o castigo, sino como una oportunidad para reafirmar los lazos de D”S con el pueblo de Israel.

Es por iniciativa de Moshé que le dice a D”S que designe un sucesor que observamos la indicación para el traspaso del liderazgo.

Cual era la preocupación de Moshé?

Nuestro Midrash lo explica así:

A que se parecía Moshé?

A un fiel pastor al que le dijo el dueño de su ganado: ‘Apartarte de mi ganado’.

Dijo: ‘No me apartaré hasta que me digas quién va a ser el que me vas a nombrar después de mí (Ialkut Shimoni).

La preocupación esta clara: Como continuar con el proyecto de los antepasados.

Moshé le pide un líder que” vaya delante de ellos”.

Rashí se pregunta qué es ir delante de ellos. Responde que a diferencia de otros pueblos, el líder se adelanta en las guerras para dar el ejemplo.

Moshé no concibe un un liderazgo que no sea a su estilo, que implica correr riesgos en pos de dar el ejemplo.

La elección de Iehoshúa se justifica en el episodio de los espias, ya que en esa ocasión corre serios riesgos para su vida cuando se opone a todo el pueblo que teme ingresar a la tierra de Israel.

Las cualidades que se buscan en el nuevo líder están expresadas claramente por Moshé frente a D”S, quien toma sus palabras y afirma la ceremonia del traspaso.

La elaboración que hace Moshé de su muerte es a través del concepto de trascendencia no de su nombre, sino del contenido del proyecto de D”S con su pueblo.

No se preocupa por el tema netamente personal. Su entrega es total y hasta el final de sus días.

Nos conmueve un hombre que alcanza la dimensión ética que implica la responsabilidad con su gente.

En nuestro tiempos actuales de indiferencia frente al destino de nuestros prójimos, la Parashá afirma el concepto de “Ajraiut” (Responsabilidad), que en hebreo se deriva del término “Ajer” (El otro).

El otro implica mi prójimo, quien me interpela a ligarme de un modo total a su vida y a su destino.

No existen en lo fundamental relaciones esporádicas ni superficiales, sino ligazones profundos y significativos.

Lo que distingue al ser humano en su humanidad es la capacidad empática de sentir que formamos parte de la unidad de lo humano y que eso implica una necesidad de involucrarnos de lleno en mi relación con los otros.

Trascender en los actos es una prueba para cada uno de nosotros que formamos parte de un pueblo que hizo de su historia una promesa de actualizar permanentemente el pacto con D”S.

 

 

Shabat Shalom U Mevoraj
Rabino Gustavo Kelmeszes