Parashá de la semana

B”H

Nitzavim

El retorno…

La Parashá Nitzavim nos habla de la renovación del pacto del pueblo de Israel con D”S antes de la entrada a la tierra prometida y contiene algunos de los principios más fundamentales de la fe judía:

a)La unión del pueblo judío: «Todos ustedes se encuentran hoy firmes ante D”S, su D”S, los jefes de sus tribus, los ancianos, los oficiales, todos los hombres de Israel; los niños, las mujeres, el extraño que vive con ustedes; desde el leñador hasta el aguatero».

b) La futura redención: Moshé advierte sobre el exilio y la desolación de la tierra que ocurrirá si el pueblo abandona las leyes Divinas. Sin embargo luego profetiza que, al final, «Retornarás hacia Di-s… Aunque tus desterrados estén en el extremos del cielo, también de allí te reunirá D”S… y te traerá a la tierra que tus padres poseyeron».

c) La practicidad de la Torá : Porque este mandato que te prescribo hoy no está más allá de ti, ni está lejos. No está en el cielo… No está del otro lado del mar… Por el contrario, es muy cercano a ti, en tu boca, en tu corazón, para que lo lleves a la práctica».

d) El libre albedrío: «Mira, pongo ante ti hoy, la vida y lo bueno, la muerte y lo malo… Y elegirás la vida».

Estos cuatro principios perderían vigencia sino estuviera escrito en la Parashá lo Siguiente:

“Más no es sólo con ustedes que hago este pacto y este juramento….

Lo hago tanto con quienes están de pie hoy aquí con nosotros ante D”S nuestro Señor, como con quienes no están [aún] hoy aquí con nosotros.”

El pacto que se renueva no solo es con los presentes, sino que potencialmente todos estamos incluidos en el mismo.

Nuestro judaísmo no se sitúa en una dimensión coyuntural, sino en una dimensión que trasciende las fronteras del tiempo presente.

Por esta razón la Parashá Vaielej recuenta los eventos del último día de la vida terrenal de Moshé. «Tengo ciento y veinte años hoy,» dice Moshé al pueblo, «y no puedo salir y entrar más». Moshé transfiere el liderazgo a Yoshua, y escribe (o concluye la escritura de) la Torá en un rollo que deja en manos de los Leviim para ser guardado en el Arca del Pacto, ya que el mensaje no será solo para esa generación, sino para las futuras generaciones.

Todo el libro de Deuteronomio conjuga las dimensiones del pasado, presente y futuro en una suerte de continuidad que nos permite en una misma Parashá saltar del pasado al futuro sin inconvenientes semánticos.

Esto no es casual, sino marca la necesidad de resaltar que la vigencia del mensaje de la Torá se da porque se reactualiza su contenido y se lo proyecta como demanda hacia las generaciones futuras.

Los cuatro principios fundamentales que enumeramos reúnen en si un gran protagonismo del hombre (libre albedrio y practicidad de la Tora ) con factores sociales (Unión del pueblo), con el concepto de la redención y la profecía (protagonismo de D”S en la historia).

El judaísmo bíblico remarca constantemente que la participación de D”S en la historia es a través de el protagonismo de el hombre en la historia.

Por esta razón la Parashá Vaielej concluye con la predicción de que el pueblo judío se apartará del pacto con D”S, causando que D”S se oculte, pero también con la promesa de que las palabras de la Torá «no serán olvidadas de las bocas de tus descendientes».

Si las palabras no serán olvidadas, entonces D”S retornara al mundo, causando el retorno del pueblo a su tierra.

Así como Dos retorna al mundo, el hombre retornara junto a su creador…

 

Shabat Shalom U Mevoraj

Gustavo Kelmeszes
Rabino Círculo Israelita de Santiago.